Garantías y ligas de consumidores

Por John Alexander Morales P.
Abogado Especialista en Derecho Administrativo
Especial para Jurídica al día

El Decreto 3466 de 1982, Estatuto de Protección al
Consumidor, regula, entre otros aspectos, lo relacionado con la idoneidad, la
calidad y las garantías de los productos y servicios y la responsabilidad de sus
productores, expendedores y proveedores.

El artículo 1 del decreto citado define la idoneidad de un
bien o servicio como ?Su aptitud para satisfacer la necesidad o necesidades
para las cuales ha sido producido, así como las condiciones bajo las cuales se
debe utilizar en orden a la normal y adecuada satisfacción de la necesidad o
necesidades para las cuales está destinado?
. Así mismo, dicha norma define
la calidad de un bien o servicio como ?El conjunto total de las propiedades,
ingredientes o componentes que lo constituyen, determinan distinguen o
individualizan.?

Teniendo en consideración lo anterior, debe precisarse que
todo bien y servicio está amparado por una garantía, referida a las condiciones
de idoneidad y calidad del mismo, por la cual responden sus productores,
distribuidores o expendedores.

De conformidad con lo establecido en el artículo 13 del
decreto en mención, el cual determina el alcance de las garantías, cuando un
bien presenta una falla o daño relacionado con las condiciones de calidad e
idoneidad garantizadas, primero debe intentarse su reparación, de ser ello
posible, a título de efectividad de la garantía. En caso contrario, podrá
pedirse el cambio del bien por otro de la misma especie, siempre y cuando sea
procedente.

En caso de incumplimiento de la garantía, el consumidor
afectado puede solicitar ante las autoridades jurisdiccionales competentes que
se obligue al productor, proveedor o expendedor respectivo a hacer efectiva la
garantía o, ?si se manifestare que se desea desistir de la compraventa del
bien …, a reintegrar el precio pagado por el bien …?.

Que son las Ligas de Consumidores?

De conformidad con lo establecido en el artículo 1 del
Decreto 1441 de 1982, se entiende por liga de consumidores, toda organización
constituida mediante la asociación de personas naturales, con sujeción a las
normas previstas en el presente decreto, cuyo objeto sea garantizar la
protección, la información, la educación, la representación y el respeto de los
derechos de los consumidores de bienes y servicios, así como velar por el pago
de las indemnizaciones a que se hagan acreedores, según la ley, por la violación
de sus derechos.

En este sentido, dichas ligas tienen a su cargo, entre otras,
la función de velar por la atención eficaz y oportuna de las quejas, reclamos o
solicitudes que ante ellas formulen los consumidores en relación con la
protección, la información, la educación, la representación, el respeto de sus
derechos y la efectividad de sus indemnizaciones.

Por lo que respecta a la facultad de representación que le
asiste a las ligas de protección al consumidor, debe tenerse en cuenta que estas
representan ante las autoridades competentes a los consumidores asociados para
los efectos previstos en el respectivo objeto social, los relativos a la ley 73
de 1981 y todos los demás que signifiquen la defensa de sus derechos.

Para que una liga o asociación de consumidores pueda ejercer
esta representación deberá pertenecer, según el caso, a una asociación
municipal, departamental o nacional de consumidores legalmente reconocida. A su
turno, las asociaciones nacionales podrán ejercer dicha representación siempre
que hayan sido previamente reconocidas como tales.

Adicionalmente las ligas de consumidores y las asociaciones
de consumidores pueden ejercer funciones de policía cívica es decir, de
colaboración con las autoridades estatales en el exacto cumplimiento de las
normas de protección al consumidor. En desarrollo de estas funciones pueden
representar administrativa o judicialmente a los consumidores para que hagan
valer sus derechos.

 

Relacionado:

Decreto 3466 de 1982

Artículo 13: ?Tanto la garantía mínima presunta como las
garantías diferentes a ella se extenderán, según la naturaleza del bien o
servicio, a las obligaciones de proporcionar la asistencia técnica indispensable
para la utilización, de reparar y de suministrar los repuestos necesarios para
este último efecto. Estas obligaciones se entenderán pactadas en todos los
contratos de compraventa de bienes y de prestación de servicios, sometidos al
régimen de garantía mínima presunta o respecto de las cuales se haya otorgado
garantías diferentes.

?Siempre que se reclame la efectividad de la garantía
antes del vencimiento de su plazo, no podrá cobrarse suma alguna al consumidor
por los gastos y costos que implique la reparación por fallas en la calidad o en
la idoneidad del bien ni por el transporte o acarreo de éste para su reparación
y devolución al consumidor, todos los cuales correrán en todo caso por cuenta
del proveedor o expendedor. En caso de repetirse la falla se procederá al cambio
del bien por otro de la misma especie, si lo solicitare el consumidor, salvo
convención expresa en contrario y a condición de que la solicitud se haga
estando aún vigente el plazo mencionado?.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!