¿Sabe usted cual es el manejo de garantías respecto a electrodomésticos?

Por John Alexander Morales P
Abogado especialista en Derecho Administrativo
Especial para Jurídica al día

Respecto a la forma en que debe acreditar el consumidor su
derecho a hacer efectiva la garantía mínima cuando no presenta ni certificado de
garantía ni factura y lo hace después del término de vigencia se presentan
frecuentes inconvenientes, por lo que es preciso tener en cuenta las
disposiciones de la Superintendencia de Industria y Comercio en materia de
electrodomésticos.

El numeral 1.2.8.2. del Capítulo Primero, Título II, de la
Circular Única de la Superintendencia de Industria y Comercio establece que
?Independientemente de que se cumpla con las obligaciones señaladas en los
numerales subsiguientes, los destinatarios de esta circular garantizarán al
comprador que sus productos satisfacen las especificaciones anunciadas o las
corrientes del mercado para electrodomésticos y gasodomésticos, mediante el
otorgamiento de una garantía de calidad, idoneidad y servicio de postventa.
Frente al consumidor, el cumplimiento de los términos de la garantía es
obligación solidaria de todos los que hayan intervenido en la cadena de
producción y distribución del electrodoméstico o gasodoméstico. El consumidor
podrá hacer uso de la garantía de calidad, idoneidad y servicio de postventa
directamente ante el expendedor o comercializador o en cualquiera de los canales
establecidos y autorizados por el productor, importador o representante de
productor, independientemente de las acciones que quien responda ante el
consumidor tenga frente al responsable del daño.?

Para estos efectos la misma disposición establece la
obligación de otorgar un certificado de garantía para los electrodomésticos,
mediante un documento escrito, en idioma español en letra legible, en el que
consten los términos de su garantía de calidad, idoneidad y servicio de
postventa. El certificado de garantía debe entregarse a cada adquirente, y
contener como mínimo: la identificación del productor o importador; la
identificación del electrodoméstico con las especificaciones necesarias para su
correcta individualización; las condiciones de validez de la garantía y su plazo
de vigencia; la descripción de las partes del electrodoméstico excluidas de la
garantía; las condiciones de atención de la garantía y del servicio de postventa
especificando los canales de atención establecidos y autorizados donde podrán
hacerse efectivos; declaración del tiempo durante el cual se garantiza el
suministro de repuestos e insumos para el adecuado funcionamiento del bien.

Las exclusiones deben ser expresas y se entienden siempre de
manera taxativa. Las exclusiones sólo pueden ser respecto de las partes y piezas
que usualmente sufren deterioro o desgaste por la operación normal del
electrodoméstico.

Entre los requisitos para el consumidor al momento de
solicitar la efectividad de la garantía, se puede estipular la presentación de
la factura de venta. Sin embargo, si el consumidor no presenta la factura el
proveedor o expendedor no puede negarse a cumplir con su obligación de hacer
efectiva la garantía, por cuanto ésta no puede condicionarse a la presentación
de la factura, ya que corresponde al proveedor o expendedor determinar cuándo se
llevó a cabo la venta del electrodoméstico con el fin de establecer si al
momento de la reclamación se encuentra aun dentro del período de garantía.

Igualmente, debe establecerse en dicho certificado el término
de vigencia de la garantía, el cual opera a favor del consumidor frente a
cualquiera de los obligados a dar cumplimiento a la misma, esto es, frente a
todos los que hayan intervenido en la cadena de producción y distribución del
electrodoméstico.

El Decreto 3466 de 1982, establece una regla de
responsabilidad directa de los proveedores y expendedores frente a los
consumidores en los siguientes términos: ?Ante los consumidores, la
responsabilidad por la garantía mínima presunta de que trata este artículo,
recae directamente en los proveedores o expendedores, sin perjuicio de que estos
puedan a su turno, exigir el cumplimiento de dicha garantía mínima a sus
proveedores o expendedores, sean o no productores?. Esta regla de
responsabilidad se aplica también a las garantías diferentes a la mínima
presunta, ya que este Decreto dispone ?Cuando se trate de garantías diferentes a
la mínima presunta otorgadas por el productor, se aplicará la misma regla de
responsabilidad directa de los proveedores o expendedores, consagrada en el
inciso tercero del artículo precedente.?

Puede concluirse que la garantía otorgada al adquirente de un
electrodoméstico, debe ser atendida por el fabricante o por cualquiera de los
que hayan intervenido en la cadena de distribución, a quienes le corresponde
establecer si el bien adquirido se encuentra aún dentro del término de vigencia
de la garantía y, para tales fines, deben tener en cuenta que el término de
vigencia de la misma corre desde la fecha de adquisición del electrodoméstico
por parte del consumidor.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!