Disposiciones legales sobre las fórmulas médicas

Por John Alexander Morales P.
Abogado Especialista en Derecho Administrativo
Especial para Jurídica al día

El artículo 13 de la Resolución 5261 de 1994, prevé respecto
de la formulación y despacho de medicamentos, que la receta debe ceñirse a los
medicamentos autorizados en el Manual de Medicamentos de Terapéutica, sin que
por ningún motivo se admitan excepciones, salvo que el usuario los pague como
parte de un plan complementario. Las recetas deben incluir el nombre del
medicamento en su preparación genérica, la presentación y concentración del
principio activo, la vía de administración y la dosis, tiempo de respuesta
máxima permitida, la que no podrá sobrepasarse salvo que la entidad Promotora de
Salud lo autorice.

De otra parte, el Acuerdo 228 de 2002 del Consejo Nacional de
Seguridad Social en Salud, prevé en su artículo 4°, que la utilización de las
denominaciones comunes internacionales en la prescripción de medicamentos será
obligatoria. Los medicamentos a dispensar deben corresponder al principio
activo, forma farmacéutica y concentración prescritos, independientemente de su
forma de comercialización (genérico o marca), siempre y cuando se conserven los
criterios de calidad, seguridad, eficacia y comodidad para el paciente.

En este orden de ideas, la responsabilidad de las EPS es
garantizar que los medicamentos del POS que deben ser suministrados a los
afiliados, cumplan en todo caso con las normas de calidad farmacológica y
terapéutica o sea que se garantice la calidad necesaria para lograr el objetivo
médico cualquiera que sea la marca comercial o denominación comercial con qué
estén disponibles y registrados en el mercado legal colombiano, siempre que
correspondan al principio activo, la forma y concentración farmacéuticas que son
como, están descritos en el manual de medicamentos o listado de medicamentos del
Plan Obligatorio de Salud, y cumplan los objetivos médicos según la prescripción
respectiva.

En cuanto a la formulación de genéricos, el artículo 13 de la
Resolución 5261 de 1994 establece que en la prescripción de medicamentos debe
emplearse la denominación común internacional que no es otra diferente a la
empleada por el medicamento genérico, mandato este que es suficientemente
conocido por el personal médico y las EPS.

De otra parte, el artículo 230 de la Ley 100 de 1993 y la Ley
23 de 1981 respectivamente, contemplan el régimen sancionatorio aplicable a EPS
y profesionales médicos que incumplan sus obligaciones o cometan faltas contra
la ética profesional, como puede ocurrir en caso de que no se sigan los
lineamientos legales en cuanto al contenido de las recetas o fórmulas médicas.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!